Lencería femenina para hombres

¿Has visto alguna vez lencería femenina para hombres? Muchos varones sienten la tentación, en algún momento de su vida, de probarse una prenda femenina, saber lo que se siente con ellas, ya sea un sujetador o unas braguitas. Tal es ese el deseo que hay varias marcas de ropa íntima masculina que han lanzado prendas femeninas para ellos. Y se venden.

La lencería femenina para hombres puede ser calificada como “para hombres blandos”, o para aquellos que se sienten mujer. Sin embargo, no es así, está disponible para cualquier hombre que, una de sus fantasías, pudiera ser el lucir ropa femenina en su cuerpo.

No hay una razón o motivo por el que haya hombres que se sientan atraídos por usar lencería femenina más allá del fetichismo que sienten y el placer que les reporta el hecho de hacerlo. Tampoco quiere decir que por usarla tengan una orientación sexual u otra, es sólo una forma de satisfacer sus deseos.

 

¿La lencería femenina para hombres triunfa?

Si nos ponemos a ver los datos en ventas de este tipo de prendas íntimas, hemos de decir que ahora mismo muchos hombres son reacios a comprar lencería femenina para ellos y tenerla en un cajón oculta o guardada para utilizarla como su pareja. De hecho, prefieren coger a escondidas algo de la pareja para disfrutar unos segundos de la sensación y después devolverla debido a que muchos consideran que ese comportamiento les hace ser “menos hombres”.

Al margen de esto, ventas hay, pero suponemos que los hombres han de perder el miedo a utilizar un producto femenino sin que por ello se les pueda calificar de lo que no son. Ya algunas tiendas eróticas comienzan a traer entre sus productos este tipo de lencería femenina para hombres y alguno que otro se interesa en ella. Aunque aún falte mucho para verlo como el cumplimiento de un fetiche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.