La lencería asalta la calle

Dime que bragas llevas y te diré quién eres. O dicho de otra forma, muéstrame tu ropa interior para poder conocerte. El universo de la moda íntima, corsetería y lencería es mucho más que un conjunto de prendas necesarias y funcionales para vestir a diario, es la más pura expresión del arte de seducción y estilo femenino, de la personalidad y el estado de ánimo de una mujer.

Ya no solo vestimos por fuera. También vestimos por dentro. Y al igual que la ropa que vestimos a la vista de todos habla de nuestros gustos, inquietudes y describe nuestra forma de ser, siendo para muchos una forma vital de expresión, en las últimas décadas la ropa interior ha ido reclamado el protagonismo que durante muchos años se le ha negado por no ser algo que debiera mostrarse, rompiendo de esta forma con todos los tabúes conservadores, amantes y defensores de las buenas costumbres, para convertirse actualmente en una constante prenda visible que también forma parte de nuestro look.

La ropa interior ahora se disfruta y se enseña: el tirante o todo el sujetador, el nacimiento en tejido transparente y bordado de una culotte, un corsé de estilo francés… y esto que ya no es solo una tendencia, ha revolucionado totalmente el mundo de la lencería. Creando otra forma de consumirla y disfrutarla. Dando a la mujer la posibilidad de jugar con ella y combinarla con el resto de sus prendas. Y a sus creadores, la excusa perfecta para lanzarse a experimentar con tejidos, texturas y detalles ornamentales que tiempo atrás estaban limitados a situaciones más puntuales.

La lencería erótica es mucho más rica y sofisticada, todas las piezas son más elaboradas, y mucho más atractivas. Son auténticas obras de diseño. Estandartes de la sensualidad y de la belleza femenina. Utilizando, al mismo tiempo, las últimas innovaciones tecnológicas para cubrir cualquier necesidad, asegurando al mismo tiempo, el máximo confort.

Ya no hablamos de las bragas de la abuela, sino de braguitas, tangas y culottes.

Los sujetadores y las fajas ya no están de moda, vestimos corsetería fina, ropa interior deportiva, alzadores de pecho, glúteos, o panties de tipo reductor. Una realidad que impensable en otras épocas y sociedades, nosotros celebramos con total libertad y alegría.

La lencería asalta la calle y actualmente es un must de referencia para las mujeres que adoran la moda. Si quieres sentirte sexy y estar a la última ¿a qué estás esperando? Muestra tu ropa interior, ¡cruza la línea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.