Como limpiar tu ropa más íntima. Lencería.

Cuando se habla de higiene íntima, se da por hecho que tiene que ver con una adecuada limpieza de los genitales y de productos que utilizamos para ello. Sin embargo, no se suele poner atención en la ropa interior y su cuidado. Aquí encontraremos que consideraciones deberemos tomar sobre el uso de la ropa más íntima.

Cuida tu ropa más íntima y cuidarás tu piel

La ropa interior hecha de algodón es la ideal para estar en contacto con tus genitales y tu piel. Las fibras naturales permiten una buena transpiración y no suelen producir alergias. Nunca debemos usar ropa interior de lana ya que concentra el calor e irrita la piel.

Dentro del mundo de la ropa más íntima hay una gran diversidad de modelos fabricados en parte con materiales sintéticos, es por eso, que hay que prestar atención al elegir aquellas que al menos la parte que está en contacto con nuestra zona más íntima sea de algodón.

Los materiales sintéticos o los que vienen en su composición con poco algodón, unido a una higiene inadecuada, puede favorecer la aparición de infecciones y hongos en las ingles, según aseguran los dermatólogos.

El mantenimiento de tu ropa interior

Lavar con jabón o detergentes suaves y aclarar adecuadamente: expertos de la Universidad de Michigan (USA) recomiendan prestar particular atención a los productos que las mujeres utilizan para cuidar sus prendas más íntimas. El detergente para lavar la ropa interior puede dejar residuos de jabón en las prendas lo cual favorece la irritación. Con el fin de reducir la posibilidad de irritación, se recomienda lavar la ropa interior a mano, usando un detergente suave y aclarando varias veces.

No al uso de suavizantes perfumados: de igual forma se recomienda evitar el uso de suavizantes perfumados o enjuagar la ropa interior en agua perfumada.

Productos antimicrobianos: a veces por el afán por mantener limpia la ropa, se usan productos antimicrobianos como el cloro, que aunque son seguros, requieren enjuagar la ropa interior con mucha más agua. Lo mejor es abstenerse de usar dichos productos, simplemente lavando con agua y jabón será suficiente. 

Secar al sol: para eliminar cualquier bacteria, hongo u otro agente susceptible a la luz del sol.

Lava tu ropa interior nueva: durante el proceso de fabricación, las prendas son manipuladas por personas y son expuestas a lugares que pueden contener agentes infecciosos, por lo que para una mayor seguridad, lávala antes de usarla.

Perfuma tu ropa más íntima de forma segura

Puedes perfumar tu ropa interior en los cajones o en el armario sin necesidad de que tenga contacto directo con la ropa. Pon unas gotas de aceites esenciales en algodón y colócalas en bolsitas de papel graso dentro de tus cajones. Agujerea las bolsitas para que las fragancias se expandan con más facilidad.

Con estos sencillos consejos, proporcionas a tu ropa más íntima la limpieza adecuada además de darle un toque perfumado.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.