Ropa interior comestible

En los últimos años ha aparecido en el mercado erótico, bragas y tangas comestibles. El desgarrar la ropa en un arranque fogoso ha quedado atrás, ahora lo que se lleva son estos artículos que harán las delicias de la pareja sin distinción.

¿Qué son?

Bueno, es evidente que se trata de ropa femenina que puede ser sensualmente devorada. Aunque su apariencia deja mucho que desear, en momentos en los cuales son utilizadas, la estética no es especialmente importante.

Ahora la sexualidad ya no es un tabú, las parejas hablan libremente de su sexualidad y recurren a elementos que incrementen su placer como anillos vibratorios, lubricantes o el tema que nos concierne, aunque aún existe recelo a la hora de adquirir estos productos en tiendas habituales como los sex shops.

Cada vez más personas recurren a este tipo de alicientes sexuales para enriquecer sus relaciones de pareja y borrar así la monotonía, aumentando la pasión y la excitación. Su principal objetivo es maximizar los llamados “preliminares”. La ropa interior comestible se ha convertido en uno de los alicientes de moda teniendo un sabor agradable, con toques de sabor a caramelo en algunas y con sabores salados en otras y además se disuelven fácilmente en la boca.

Un regalo original

La ropa interior comestible puede convertirse en un regalo original y divertido tanto para gente joven como para los que no lo son tanto. Si hablamos de ropa femenina, existen tangas hechos con pastillas de azúcar que son muy populares, aunque en el caso del hombre, no se conocen muchos artículos de este tipo. Existe también en el mercado ropa interior hecha de fibras vegetales y con sabores artificiales que también se pueden comer.

Para conseguir estas deliciosas prendas tan sólo tenemos que darle al ratón del ordenador. Existen en internet páginas web donde incluso se pueden pedir a medida, aunque claro, el precio también sube. El más clásico sigue siendo el fabricado a base de golosinas aunque si teméis por vuestra dieta, también tenéis la opción de conseguirlos sin azúcar, todo un adelanto.

También podéis fabricarlos vosotros mismos, sólo necesitáis aguja e hilo e ir ensartando los caramelos hasta crear la forma deseada, aunque claro, puede resultar un poco laborioso y engorroso.

Ya sabes, si quieres sorprender a vuestra pareja con un original regalo y convertir una velada especial en algo más divertido, prueba la lencería comestible.

Desirée R.A.

Tambien te puede interesar

2 comments on “Ropa interior comestible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.